• Restauración de las andas



    Las andas sobre las que procesionan nuestras sagradas imágenes cada Miércoles Santo, han recuperado su esplendor inicial tras haber sido sometidas a un proceso de restauración. Esta maravillosa estructura que sostiene las tallas de Jesucristo y Judas, es obra prestigiosa de los ebanistas conquenses Hermanos Pérez del Moral, confeccionadas en 1978 con madera de nogal, estando las andas labradas con motivos florales.

    Los trabajos se han realizado directamente dentro del Templo Parroquial de San Esteban, lugar en el que rendimos culto a las imágenes durante todo el año. Las labores han sido realizadas por la conocida restauradora Doña Ana Basanta, pudiéndose comprobar la calidad de otros trabajos suyos en su página web.

    Según nos ha relatado, la calle horizontal estaba muy dañada por el paso del tiempo, repintes, barnizados hechos antes sin haberse utilizado los componentes más adecuados, etc. Lo primero que se hizo fue retirar todo el barniz, una vez se taparon las partes que no iban a ser restauradas para que no sufrieran daño alguno. Una vez eliminado, se pudo observar que la madera estaba desnutrida, había añadidos de madera hechos posteriormente, y reintegraciones en la parte izquierda mal hechas que incluso estaban desprendidas. Concretamente en esa parte las andas tienen chapa de nogal y no madera maciza como en el resto, lo que supone algo de alivio a nuestros esforzados banceros.

    En este lado izquierdo, se observó que había muchas ampollas, que han sido abiertas y rellenadas con cola animal caliente, y a golpe de martillo. En otros sitios se han hecho incisiones y también se ha rellenado con cola animal. Nos comenta doña Ana, que con el paso del tiempo la cola animal se deshidrata y se pierde adhesión, proceso natural que ocurre con el paso del tiempo, siendo esto lo sucedido al haber utilizado este producto los ebanistas que las construyeron.

    En el lado derecho la madera estaba muy deshidratada y en algunos sitios abierta, por lo que también se ha inyectado mucha más cola animal. La parte trasera se encontraba en muy buen estado de conservación.

    Una vez acabada esta fase, se procedió a barnizar aplicando resina acrílica Paraloid 72, muy utilizada en la conservación de obras de arte para su consolidación y cómo barniz. Es una resina muy estable y resistente al envejecimiento y la luz, evitando la reticulación.

    En opinión de la restauradora, las andas no se encontraban muy mal estado, pero sí que habían sufrido con el paso de los años, las procesiones, la intemperie, etc….Esta actuación, complementa la anterior restauración de las tallas realizada con motivo del Centenario de la Hermandad, y la colocación durante el año de ramos de olivo artificiales, para que no sufran las maderas del conjunto.

    Desde la Hermandad nos felicitamos por el excelente trabajo realizado, sabiendo que lucirán restauradas el próximo Miércoles Santo, realzando el maravilloso desfile de la Procesión del Silencio.