• II Torneo Solidario



    Este año y por primera vez en la historia de la hermandad, hemos participado en el II Torneo Nazareno Solidario que tuvo lugar en la ciudad de Cuenca los días 2 y 3 de Julio en los campos de la Beneficencia (La Bene).

    Junto con otras 12 hermandades más, y el equipo formado por los componentes de la Banda de tambores y cornetas de la Junta de Cofradías, fueron 14 los equipos que nos hicieron disfrutar de un emocionante y deportivo fin de semana. Hay que destacar la iniciativa totalmente solidaria, ya que toda recaudación fue destinada a los más necesitados, tanto el aporte de las inscripciones, como lo que particularmente cada uno quiso aportar. Como ya dijimos cuando anunciamos el torneo, las equipaciones fueron patrocinadas por Harinas Saiz, siempre dispuestos a colaborar con la Hermandad. Nuestra más sincera gratitud en nombre, no solo de la Junta Directiva, sino de todos los chavales que pudieron jugar con ellas! Volveremos a sudar las camisetas en próximos torneos… los “Corazones Negros” amenazan con volver…

    Y de nuevo, la hermandad estuvo totalmente volcada con la iniciativa. Agradecemos desde aquí a nuestro hermano Ignacio Hernández su total implicación y colaboración con la Junta Directiva, ya que de él nació el proyecto y con su gran ayuda salió a delante. También agradecemos a todos los hermanos que tuvieron a bien participar en el torneo ya que gracias a ellos logramos ser el equipo más joven y el de mayor participación femenina.

    Tampoco estuvieron faltos de afición, que si no fue la mejor, fue de las mejores. Bajo un sol de justicia se vivió un ambiente como ya viene siendo habitual de hermandad y amistad que no faltó en ninguno de los partidos que se jugaron.

    Tras el torneo todos juntos disfrutamos de una comida de hermandad, equipos que se hicieron amigos, rivales en el campo que compartieron el “pan y el vino” y una experiencia inolvidable que esperamos se repita tantas veces como nuestros hermanos quieran. Desde la Junta de Diputación estamos abiertos a cualquier iniciativa que nos haga crecer como hermandad.

    Ganamos, perdimos, empatamos… pero sobre todo ¡participamos!