• Corpus Christi 2019



    El pasado 23 de Junio se celebro en Cuenca el Corpus Christi. Este es el segundo año que la celebración del la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo se celebra por la tarde. Este año además estrenaba cambio de recorrido así como Iglesia de llegada.

    Los actos dieron comienzo a las18:00 horas con la misa en la S.I.C.B. de Santa María oficiada por el Obispo de la Diócesis, Don Jose María Yanguas, con asistencia de autoridades civiles y militares, además de representantes de todas las hermandades de nuestra Semana Santa y de otras hermandades de la ciudad. Nuestra Hermandad estuvo representada por nuestro guion y estandartes así como por los cetros de Hermanos Mayores.

    Tras la misa, en torno a las 19:00 horas, la Custodia salía a hombros portada por 20 banceros de distintas hermandades; todos ellos vestidos de traje. Encabezaba el cortejo la Banda de Tambores y Cornetas de la Junta de Cofradías la cual no dejo de tocar marchas durante todo el recorrido haciéndonos evocar momentos de nuestra no tan lejana Semana Santa. Tras ellos guiones, estandartes y hermanos mayores de todas las hermandades de la Semana Santa de Cuenca y otras de la ciudad, así como de la nueva Corporación Municipal, los Caballeros del Cabildo y las Damas de la Congregación y niños y niñas que han tomado este año la Primera Comunión. Cerraba la procesión la Banda Municipal de Música de Cuenca.

    El desfile procesional ha descendido por las calles de Alfonso VIII y Andrés de Cabrera, girando en la puerta de San Juan, para pasar por El Peso, Solera, Plaza de El Salvador, Alonso de Ojeda hasta llegar a la Puerta de Valencia y continuar por las Torres y Aguirre hasta la parroquia de San Esteban donde ha finalizado sobre las 21:00 horas.

    A lo largo del recorrido se han levantado un total de seis altares para rendir culto al paso de la Sagrada Custodia. En cada uno de estos altares ha cantado la Capilla de Música de la Catedral al paso de la Custodia. Todo esto acompañado en diferentes puntos de la tradicional lluvia de pétalos.

    Ha sido un desfile elegante y ordenado que se desarrollaba de forma rápida y en el que las filas de público han sido notables en todos los puntos del recorrido. El tiempo acompañó y el calor a pesar de estar presente no fue excesivo haciendo que numerosos fieles acompañaran al cortejo. Hubo momentos muy emocionantes como los vividos al llegar a El Salvador y Las Concepcionistas donde las campanas rompieron a repicar de alegría al paso de la Custodia.

    Sin duda un día espléndido en el que la fe ha engalanado nuestra ciudad haciéndola más bonita aun si cabe.